Materia prima hecha a partir del reciclaje de envases de plástico.

La mayoría de los plásticos que utilizamos en la vida cotidiana tienen una vida comercial muy corta. Esto provoca una gran cantidad de residuos que acaban en los vertederos mezclados con el resto de desechos, con una gran resistencia a la degradación y con el correspondiente impacto medioambiental.

El consumo de plásticos en España no ha dejado de crecer. La mayor parte corresponde a los termoplásticos, el 42% de los cuales se aplican en la elaboración de envases y embalajes.

El ciclo empieza con la recogida selectiva de residuos urbanos a través de los diferentes tipos de contenedores. El mayor problema reside en el contenedor amarillo, donde van los envases de plástico, al variar su composición según la zona en la cual han sido recogidos. Este material es clasificado según su contenido en tipo de plástico. En la planta de tratamiento se convierte en sacos de material plástico triturado. Los residuos plásticos mezclados en la proporción adecuada, se extrusionan y finalmente se prensan en estampación robotizada.

El resultado es SYNTREWOOD, un nuevo material reciclado muy similar a la madera y susceptible de ser aplicado en innumerables proyectos y en los sectores más diversos (ingeniería, construcción, diseño, etc). Todo ello sin producir ningún tipo de contaminantes sólidos, líquidos o gases. Es hidrófugo, no tóxico, sin colas ni adhesivos y además reciclable 100%. Su color natural proviene de la mezcla de envases domésticos y puede ser teñido o pigmentado. El material empleado permite obtener superficies curvadas, así como texturizados y acabados rugosos.

Las tejas de su tejado pueden estar hechas ya de este material, muy superior en cualidades aislantes, mecánicas e impermeabilizantes a los utilizados hasta ahora.

El año pasado una sola fábrica llego procesar 2.000 toneladas de residuos.

Convertir residuos en producto util para la sociedad es una labor de doble merito, por lo que elimina y por lo que aporta, es el equivalente a quitar peso de un lado de la balanza (la negativa de la contaminacion) y ponerlo en el otro de la constructiva y el ahorro.

Lo importante es que como no utiliza ningún tipo de aditivo o cola, se puede afirmar que no es un material tóxico.

Jardineras hechas en Syntrewood.

~ por nayett en 20 mayo, 2008.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: